Esperanza
Una ternerita recién nacida rescatada de siete años de sufrimiento y de una condena a muerte.

Esperanza nació para ser utilizada en una lechería más de las cientos que hay en nuestro país. Su destino era ser inseminada durante siete años consecutivos para que tuviera crías y produciera leche. Cada uno de sus partos terminaría igual: siendo separada de sus hijos a penas éstos nacieran para durante varios meses sacarle toda la leche que había producido para ellos. Luego, cuando su producción disminuyera, sería asesinada para carne. Sin embargo, algo cambió. Una noche de noviembre, un grupo de activistas de Eligeveganismo entró en la lechería donde acababa de nacer y la liberó de una vida de sufrimiento segura, con solo horas de nacida.

Llegó al santuario en estado delicado. Había nacido en un parto muy largo y difícil que causó que le entrara líquido a los pulmones. Sin embargo, ella se apegó a la vida y gracias a lso cuidados qu ele hemos estado dando, logró reponerse y está mejorando rápidamente.

Esperanza, con pocos días de vida, es una ternera tímida y curiosa que disfruta del cariño y comienza a entender que los que estamos a cargo del santuario somos su familia y que puede confiar en nosotros. Al verla se evidencia el complejo mundo emocional e intelectual que tiene. permanece todo el día con sus ojos bien abiertos intentando comprender el mundo que la rodea. Hoy aprendió a tener la certeza de que tomar su leche tibiecita no es privilegio sino un derecho, y que ella puede hacer lo que quiera y la haga feliz en su hogar.

Otros Links
¿Quieres ser madrina de Esperanza?


SIGAMOS EN CONTACTO!
En las redes sociales