Gary
El cerdo que fue rescatado desde dentro de la industria de la carne

Gary fue rescatado de una granja de engorda de cerdos. En ella, supuestamente viviría toda su vida, sin conocer el olor de la tierra, el pasto, la lluvia ni el sol. Por suerte y gracias a el trabajo de activistas, su suerte cambió drásticamente y se transformó en uno de los primeros habitantes del Santuario Igualdad Interespecie.

Gary ha vivido con nosotros desde que tiene aproximadamente un mes de vida. Es un cerdito curioso y lleno de energía. Le encanta el agua fresca, escarbar, hozar, y revolcarse en el barro los días de calor. Es inseparable de su compañero Oliver, con quien tiene una profunda y compleja relación; e identifica como su grupo familiar. A pesar de que los cerdos de engorda parecen muy similares físicamente, sus personalidades son únicas e irrepetibles. Gary siempre saluda contento a todos los animales que el reconoce, y se acuerda de cada uno de ellos, aunque pase más de un año desde la última vez que se cruzaron.

Cada vez que se ve a Gary y Oliver a lo lejos, se sabe inmediatamente quien es Gary porque siempre es el que más barro tiene. Además, siempre es el primero en acercarse a saludar y en empezar a pedir la cena, cuando saben que se aproxima.

Otros Links
¿Quieres ser madrina de Gary?


SIGAMOS EN CONTACTO!
En las redes sociales