Oliver
Un ser noble y bondadoso que nació en la industria de la carne

Oliver fue rescatado de una granja de engorda por activistas, junto con Gary. Es el más grande y fuerte de los dos, por lo tanto está establecido que él es el dominante del grupo. Sin embargo Oliver es tranquilo y cuidadoso con las personas que estima. Siempre tiene cuidado de no morder los dedos de quien lo alimenta, lo que es una característica muy particular. Disfruta de rascarse en las murallas, de la comida y de tomar agua directo de la manguera cada vez que es posible. Es muy curioso y desde pequeño, le encanta conocer nuevos objetos, olores, y sabores.

Su relación con Gary es muy compleja. Los cerdos viven en grupos cerrados de individuos y son altamente jerárquicos. Duermen todas las noches juntos para mantener el calor y protegerse, y de día no se pierden de vista en ningún momento. Su relación se remonta al primer día lejos de la industria de la carne.

La vida de los cerdos libres es muy relajada. Pasan varias horas descansando y duermen de corrido toda la noche. Les gusta el barro, el sol, el agua, la comida, y la tranqulidad por sobre todas las cosas. Su memoria es otra característica impresionante. Ellos recuerdan a cada individuo que conocen, y el cariño se mantiene intacto. Gary y Oliver, después de vivir casi un año completo separados de Nena (una perrita que vivió con ellos toda su infancia) la saludaron con el sonido con que saludan a los amigos.

Oliver es un individuo. Es único y distinto a otros cerdos, y cuando se le conoce, se le puede distinguir por su cuerpo, su actividad y hasta su manera de caminar.


SIGAMOS EN CONTACTO!
En las redes sociales