Salvador
Un bebé rescatado de vivir y morir en un infierno.

Salvador nació hace catorce días en una de las cientos de lecherías de Chile. Para la industria láctea, los terneros nacidos machos son indeseables ya que no producen leche ni engordan lo suficiente para ser vendidos como carne de vacuno de manera rentable. Para un bebé que nace macho en una lechería solo hay dos opciones posibles: ser asesinado al momento de nacer o, ser mantenido vivo por alrededor de cuatro meses en condiciones miserables de vida y alimentación y en un espacio reducido para posteriormente ser enviado al matadero y convertido en carne de ternera. Salvador iba a ser víctima de la segunda opción. Al momento de nacer fue separado de su madre y obligado a vivir en un cajón de madera de 2x2 metros. Apenas se le daba alimento para mantenerlo con vida y durante sus dos semanas de vida tuvo que dormir, vivir y comer sobre sus propias heces y orina. Eso era lo que el conocía del mundo.

Salvador estaba débil, desnutrido y con una infección que le provocaba un cuadro de diarrea agudo y se encontraba muy decaído de ánimo, hasta que un día su vida cambió al ser rescatado por la ONG AnimalLibre. Apenas fue rescatado ha estado viviendo en la casa con nosotros para atenderlo y protegerlo debidamente. Gracias a los tratamientos veterinarios y cuidados emocionales, se ha ido recuperando y ha recobrado la energía y las ganas de vivir.

Desde que llegó se ve en sus ojos lo contento que está de haber logrado escapar de la lechería. Pese a lo débil de su estado, está tan emocionado de estar libre que intenta explorar todo su alrededor y aprovechar cada rayo de sol. No ha parado de de correr y saltar de alegría. Cada segundo en libertad para él es preciado. Y poco a poco, va dejando atrás el miedo. Nos impresiona mucho que pese al daño del que fue víctima, no guarda rencor y nos ha permitido cuidar de él y ser su familia.

Otros Links
¿Quieres ser madrina de Salvador?


SIGAMOS EN CONTACTO!
En las redes sociales